Círculo de lectura Fosschix

Continuando con nuestros círculos de lectura, les extendemos una nueva invitación para nuestro segundo encuentro en el que continuaremos charlando sobre software libre y le daremos un enfoque hacia experiencias sobre su administración y desarrollo. En esta oportunidad lo realizaremos en un espacio al aire libre para compartir un picnic y cambiar de ambiente.

Estas son las lecturas que trataremos:

[1] Amaya Rodrigo, la primera mujer europea en desarrollar Debian – Mercé Molist

[2] Miedo al código – Verónica Engler

[3] Vídeo: Software Libre: Una comunidad sin amos

El pasado 30 de enero dimos inicio a nuestras actividades del año 2014, abriendo los espacios de lectura alrededor del software libre, cultura libre, género, feminismo y todo lo relacionado con brecha digital o tecnológica. Para esta oportunidad se trabajó una introducción al tema de software libre, compartiendo experiencias y puntos de vista y centradas en las siguientes lecturas:

[1] Intentando GNU/Linux

[2] Linux, código abierto, código fuente… Aclarando conceptos

[3] La “locura” del software libre

[4] Incorporar la mirada de género al software libre, un reto para la democratización de la tecnología

Es así como a partir de este encuentro surgieron preguntas de reflexión y algunas conclusiones que compartimos a continuación.

Una de las primeras preguntas tenía que ver con las razones por las cuales algunas mujeres se enteran de la existencia del software libre y otras no, influyendo mucho su contexto educativo, intereses personales y comunidades “geek” que en ocasiones en vez de abrir las puertas para que otras personas participen, lo que resultan haciendo es alejar y crear una atmósfera donde “el conocimiento tiene dueño y el acceso no es para mujeres”.  El entorno y enfoque educativo resulta ser una de las principales razones y desde donde se debería empezar a atacar la monopolización de herramientas y acceso al conocimiento, como por ejemplo, al referirnos a un documento de texto como un “documento Word”, o con expresiones como “aprenderemos Excel”, que terminan pareciéndose más a una cuña de marca publicitaria.

Desde las instituciones educativas se debe impulsar la difusión, uso y desarrollo del software libre, presentando las ventajas de empoderamiento, facilidad, versatilidad y variedad con que cuenta y teniendo claro que no todas quieren aprender a programar, sino que buscan comodidad y facilidad al momento de su paso al software libre, así como la libertad para escoger la opción que mejor se adapte a sus necesidades o a lo que más les guste.

Finalmente, para la comunidad FOSSchix se hace necesaria la creación de perfiles que permita llegar a más mujeres de acuerdo a sus características particulares y realizar talleres específicos que puedan aprovechar más significativamente. Consideramos importante seguir consolidando estos espacios de discusión en los que nos podamos sentir libres de expresar nuestras opiniones, diferencias, inquietudes y expectativas sobre estos temas, y en los que podamos seguir aprendiendo y acercándonos a las alternativas libres y al empoderamiento tecnológico.

Cerramos con algunas fotos de nuestro primer círculo de lectura y la invitación a nuestro próximo encuentro.


 

{gallery}eventos/circulo_lectura_enero_2014{/gallery}

Share

Deja un comentario